¿Quién es Lex Hixon?

Dr. Alexander Paul Hixon, (1942-1995) fue receptáculo de cinco linajes espirituales.

A lo largo de su vida y a través de su presencia, su ejemplo, su abarcador trabajo espiritual de tres décadas, y de los siete libros que componen su obra literaria, difundió el conocimiento y la realización de la experiencia trascendente de la unicidad de la existencia, conocida como la religión perenne.

Lex, como sus amigos le llamaban, creció en el sur de California, era parte de una familia defensora de la libertad intelectual por sobre todas las cosas. A los trece años ingresó en una academia conservadora de Connecticut. Por cuatro años, experimentó allí una intensa disciplina que luego calificaría como “bendita, casi monástica”. “Guiado por mentes y espíritus maravillosos”, se volvió un buscador de la Verdad y practicante de la Filosofía, la música y la poesía. En él, estas cuatro vertientes permanecieron entretejiéndose durante toda su vida.

En lugar de regresar al desahogado ámbito cultural de California, permaneció en un contexto más retador —en la Costa Oeste de los Estados Unidos— para cursar el bachillerato en la Universidad de Yale; más tarde se trasladaría a la ciudad de Nueva York. Se graduó en Filosofía con una tesis sobre el filósofo alemán Soren Kierkegaard, a quien reconoció como su primer guía espiritual. “Kierkegaard me abrió ampliamente la dimensión espiritual; él demostró con claridad que esta dimensión yacía más allá de lo que llamaba lo estético, lo ético o lo lógico”.

Lex Hixon, a los 19 años y bajo la guía espiritual de Vine Deloria Senior —sacerdote Episcopal de origen Lakota Sioux y padre de su compañero de cuarto en el colegio—, se volvió un cristiano conciente. En él, la riqueza del Cristianismo no europeo de altos ideales espirituales del Padre Deloria, sutilmente arraigado en su herencia nativa americana, se fusionó con el Cristianismo intenso y existencial de Kierkegaard, un agudo crítico del racionalismo Hegeliano, la tendencia del pensamiento europeo expansionista. Así, su vida espiritual comenzó en la confluencia de las corrientes europeas y no-europeas.

Conoció al traductor al inglés de El Evangelio de Ramakrishna, Swami Nikhilananda, cuando visitó el lugar que figuraba como la casa editorial del libro. Así comenzó una relación que se prolongó por los últimos 7 años de vida del Swami. Este guía, un monje renunciante en la Orden de Sri Ramakrishna de Calcutta, de la tradición Advaita Vedanta, fue padrino de los 4 hijos de Lex.

De 1971 a 1984 Lex Hixon produjo y condujo In the Spirit, uno de los más sobresalientes y originales programas de radio realizados en Nueva York, emitido por la estación cultural WBAI. Durante esta incursión en el periodismo, Hixon dio a conocer masivamente la sabiduría de las grandes tradiciones sagradas transmitiendo sus agudas conversaciones con maestros y maestras, practicantes y estudiosos de todas las naciones y tradiciones espirituales.

En 1975 el Dr. Hixon ofreció un curso en la New School for Social Research. La edición de las transcripciones de estas conferencias culminó en la publicación de su libro: Coming Home: The Experience of Enlightment in Sacred Traditions, ahora un clásico del tema. (Ed. Doubleday, 1978, reimpreso en 1988 por Jeremy Tarcher).

En 1978 tuvo su primer encuentro con el gran maestro espiritual, Sheij Muzaffer Ozak al Jerrahi de Estambul, director espiritual durante 25 años de la Orden Sufi Halveti Yerráhi; orden mística islámica de 700 años de historia. Dos años más tarde, el Sheij, lleno de amor por él, le pidió formalmente que asumiera la responsabilidad como guía espiritual de la taríqa Yerráhi en la ciudad de Nueva York.

Tras haber recibido el nombre Sheij Nur al Yerráji, fue a realizar la peregrinación mayor (hajj) a las ciudades sagradas de Meca y Medina junto a su Sheij, a la edad cúspide de 40 años. De su profunda inmersión en la sagrada tradición mística del Islam, conocida como Sufismo, emergieron tres libros: El corazón del Corán (1988), La recolección de la miel (1989), y Atom from the Sun of Knowledge.

En 1987, el Sheij Nur fundó la comunidad Yerráhi de México y la puso bajo la dirección espiritual de Amina Teslima al-Yerráhi, quien en abril de 1995, recibió la corona-turbante de la Orden, sólo unos meses antes de que el alma del Sheij Nur partiera al Reino de la Belleza Divina.

El Sheij Nur ‘entró’ al reino de la belleza divina el 1ro. de noviembre de 1995, día sagrado por diversas razones en las distintas tradiciones sagradas que recorrió como un amante cabal en busca del Amado. Un amante que no se satisface con un solo rostro del Amado, que quiere amarlo en todas las formas, en todas sus facetas. Hixon buscó y encontró a Dios en diversos caminos, en ríos distintos, a través de formas y sin forma alguna, sumergiéndose profundamente en la visión íntegra y particular de cada una de las sendas sagradas que practicó.

Él permaneció conciente y liviano hasta el momento de abandonar el cuerpo físico a pesar de estar enfrentando el cáncer. Partió de este mundo de la misma forma en que vivió: conciente espiritualmente y gozoso. Su último libro Living Buddha Zen fue publicado justo antes de su muerte.

La obra literaria del Sheij Nur fue producto de la experiencia directa en el campo de la espiritualidad y expresa su refinamiento intelectual y alta sensibilidad humana.

El Sheij Nur nunca se resignó a sólo asumir el papel de erudito o experto de las religiones en el ámbito académico. Su intensa práctica espiritual de 30 años y su propia aventura de realización espiritual, lleva a los comentadores de su obra literaria a referirse a él como “un devoto erudito de las religiones, íntimamente versado en las tradiciones de fe”. Como tributo a su amigo, el conocido poeta budista Allen Ginsberg comentó: “Lex Hixon fue un pionero del renacimiento espiritual de las Américas en las últimas cuatro décadas”.